El periodismo en ruinas

14 diciembre 2009

Carpe Diem?

Filed under: Mundo en crisis — evofdez00 @ 12:06
Tags: , , , ,

Hace ya tiempo que vengo oyendo en los informativos, la radio, la prensa, y sobre todo de la boca de las personas, que para mí es la única información verídica, que este mundo se va a la mierda, que en 50 años hemos contaminado este planeta mucho más que en los dos millones de años (o más, yo todavía no había nacido cuando se creó) que tiene de existencia.

Casi todos los científicos nos revelan datos poco halagadores sobre el futuro que nos espera.

Que si el calentamiento global va a hacer subir el nivel del agua y las playas van a desaparecer bajo el mar, que si las reservas de petróleo no llegan de aquí a cuarenta años, que las energías alternativas no están suficientemente desarrolladas, que si la mala distribución de la riqueza hace que la mitad del mundo muera de hambre mientras la otra mitad sufre de obesidad mórbida. En fin, que hemos matado a la madre que nos daba de comer, hemos vaciado de leche la teta de la madre tierra, y para colmo le hemos asestado una puñalada trapera por la espalda.

Ya que nos dicen que no hay marcha atrás, que la herida que le hemos provocado al planeta nunca va a cicatrizar, debemos plantearnos como afrontar los años que nos quedan en este planeta.

Hay varias opciones:

1 Podemos afrontar lo que nos viene con buen humor y con ironía, cuando vayamos por la Gran Vía Madrileña y nos encontremos una playa, pues nada, una sombrilla, protección de factor 130 y a bañarnos. ¿Qué os parece? Seguro que el agua está calentita y todo.

2 Podemos recolonizar las zonas nuevas que van a surgir con el deshielo. CHALÉ A PIE DE PLAYA EN PLENO CORAZÓN DEL POLO NORTE. Nuevos terrenos para poder recalificar, preveo una nueva Marbella donde antes estaban las focas y los osos polares.

3 Otra vía, que según veo es la preferida por los gobernantes, es la huída. A qué viene sino toda esa carrera espacial, ese desaforado desatino de llegar lo antes posible a otros planetas. La auténtica razón no es sino buscar otro sitio donde poder asentarnos, y contaminarlo, para luego transportar toda nuestra “civilización” a otro sitio que colonizar e infectar con nuestro miserable estilo de vida.

Ahora que ya es imposible una vuelta atrás, se empiezan a oír voces gritando sobre el consumo responsable, esa teoría que dice que no debemos consumir más de lo que necesitamos, que así podemos alargar un poco más la agonía y el sufrimiento de la Madre Tierra.

De todas maneras yo creo que da lo mismo, que “de perdíos al río” o como se suele decir “pa lo que me quea en el convento me cago dentro.” Por qué parar ahora toda esta creación de máquinas inteligentes sólo por un problemilla logístico, si dentro de poco podremos crear nuestros propios paraísos particulares, con un buen aire acondicionado y un emulador de realidad virtual. No pasa nada amigos míos el CFC, el CO2, el metano y los demás gases que se están acumulando en la capa de ozono no pueden entrar en nuestras casas. Bueno, el metano quizás sí. O quizás salga de ellas.

A fin de cuentas tampoco estamos tan mal, los más pesimistas nos otorgan un plazo de cuarenta años como mínimo para que la situación empiece a ser insoportable. Cuarenta años es mucho tiempo, ¿o poco? Lo que está claro es que vamos a ser la primera, y puede que la última generación que va a vivir toda su vida con un asesinato a las espaldas. El asesinato de su propio mundo. Mi conciencia está intranquila, el Pepito Grillo que llevo dentro está gritando, mientras busca una caja de barbitúricos para parar su sufrimiento. Sólo espero que este malestar sea directamente proporcional al daño que cada persona le ha hecho al planeta, y que todos los personajillos esos que han desempeñado un papel importante en lo de forrarse a costa de destruir poco a poco el medio ambiente, se estén retorciendo por dentro; que los dedos que han arrancado a la mano que les daba de comer se les repitan como si fueran pequeños choricitos rellenos del tabasco más picante que se pueda fermentar.

Por último, una pequeña conclusión que me gustaría reflejar, creo que debemos vivir la vida, como si cada día fuese el último, por que podría serlo, y que no nos preocupemos por el futuro, ya que a nosotros no nos va a afectar, al menos no tanto como le afectará a nuestros hijos.

Pues eso, carpe diem, o ¿quizás no?

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: